DEFENSA PERSONAL

REF: Defensa Personal // Stock: Disponible

En el caso especifico de la Defensa Personal basada en el arte marcial del Hapkido coreano, que es el impartido en Reebok Sport Center Málaga, se observa una clara influencia tanto del Daitō-ryū Aiki-jūjutsu japonés (padre asimismo del Aikido), así como del kung fu o el Wushu (originarios de China) en su apartado de luxaciones articulares y controles, y del Judo en las proyecciones, estrangulaciones y lucha en el suelo. También se utiliza una amplia gama de golpes y patadas, originarios del Karate y Tae Kwondo.

 

 

Técnicas de la Defensa Personal

 

Golpes de puño, codos, dorso de la mano, etc.

Patadas

Luxaciones

Proyecciones y barridos

Puntos de presión

Utilización de armas improvisadas: bolígrafos, tacón de un zapato femenino, bolsos (estrangulación)…

 

Entrenamiento:

Una sesión de entrenamiento consta generalmente de:

- Calentamiento, haciendo profundo hincapié en: 1. Rotación articular, 2. Ejercicios intensivos de estiramientos pasivos y activos, 3. Activación del sistema cardiovascular

- Práctica técnica y/o táctica individual o por parejas (o incluso en grupo) de las diversas técnicas de combate.

- Estiramientos específicos.

 

Si bien ciertos aspectos del entrenamiento como los golpes, las luxaciones, las proyecciones y la aplicación de los puntos de presión son técnicas un tanto rudas, la Defensa Personal es también un sistema "suave" o "interno", pero su entrenamiento es muy vigoroso y exigente.

 

Hay que hacer notar que la fuerza bruta no es un requisito primordial. La fuerza explosiva, la velocidad, y las adaptaciones físicas necesarias para la ejecución de las diferentes técnicas se desarrollan con el entrenamiento, si bien es recomendable trabajar inicialmente de forma paralela mediante la metodología del entrenamiento deportivo, por medio de ejercicios de autocarga, fuerza resistencia de por lo menos, tronco, piernas, brazos y manos, así como cierto grado de flexibilidad y elasticidad, como bases para desarrollar la fuerza explosiva necesaria para una ejecución óptima de las diferentes técnicas de golpes, patadas, proyecciones y luxaciones.

Podemos clasificar a la Defensa Personal, por tanto, como un sistema físico y energético, que no se queda solo en lo externo, donde importa el movimiento del propio cuerpo (cadenas cinéticas), la respiración y la velocidad de reacción al efectuar las diferentes técnicas, sino un sistema que busca a su vez el desarrollo energético del individuo, y su formación como persona, al aumentar la seguridad en sí mismo.